termostato wifi
Climatización

Termostato WiFi

Se acaba el verano y tras un periodo de transición con menos calor, llega el momento de poner a punto la caldera de nuestra vivienda. Revisiones rutinarias y purga de radiadores es lo más común. Pero también hay otros elementos que hacen más eficiente y seguro nuestro sistema de calefacción. Por ello debemos tener en cuenta también el tipo de termostato que tenemos.

Si tienes un termostato de ruleta de toda la vida, donde giras la rueda hasta la temperatura deseada, tienes que saber que no es tan preciso como uno digital. Al fin y al cabo los termostatos tradicionales llevan un mecanismo con una placa bimetálica, que al dilatarse por temperatura, conecta o desconecta la caldera. Por ello, es probable que coloques la rueda en 21º y hasta que no haya 22º en la habitación la caldera no arranque. Sucede lo mismo al contrario. Cuando la habitación ya ha alcanzado la temperatura deseada, es muy probable que la caldera siga funcionando hasta que la lámina bimetálica desconecte el circuito. Llegando a alcanzar más temperatura que la deseada, y por tanto más gasto energético.

También existen termostatos digitales que son mucho más precisos que los tradicionales, pero éstos no cuentan con WiFi. Así que no podrás encender tu calefacción desde fuera de casa. Simplemente tendrás un control del gasto energético mayor que con un termostato tradicional. Lo podrás programar incluso, por días o semanas, haciendo que tu casa esté confortable cuando vas a volver a ella. Pero reconozco que si un día tienes un imprevisto y vas a volver más tarde (o más pronto), el poder activar la calefacción desde el trabajo es un punto a favor muy importante.

¿Qué es un termostato WiFi?

Un termostato WiFi, es un termostato que lleva incorporado WiFi. Ni más ni menos. Seguro que estás pensando: ¿para qué quiero yo que mi termostato tenga WiFi?. Pues muy fácil, porque te permite encender y apagar la calefacción desde el móvil sin levantarte del sofá o de la cama. Y lo que es mejor aún, que puedes hacerlo también desde fuera de casa, si tienes conexión a internet en el móvil, claro.

La mayoría de termostatos inteligentes WiFi que nos podemos encontrar en el mercado, cuentan con una aplicación desarrollada por la marca del termostato. Unas tienen más funcionalidades que otras, pero lo que realmente nos interesa, es que podamos encender y apagar la calefacción desde el móvil. Llámalo domótica, comodidad o pereza de levantarse a girar la ruleta, pero es un avance que debería ser imprescindible en todas las casas.

¿Cuántas veces estás volviendo del trabajo a casa en invierno y darías lo que fuera porque tu casa estuviera calentita al entrar?. Pues un termostato inteligente con WiFi es la solución a ese problema. Enciendes la calefacción según sales de trabajar y cuando llegas a casa, sorpresa!. Tu casa está con una temperatura confortable.

A la hora de comprar un termostato WiFi

Puesto que existen multitud de termostatos inteligentes con WiFi y multitud de sistemas de calefacción, conviene informarnos antes de qué tipo de sistema de calefacción tenemos y cómo está conectado el termostato. Tener en cuenta que muchos termostatos digitales llevan una o más pilas dentro de su carcasa para alimentar la pantalla y el termostato en sí. Otros en cambio, necesitan alimentación eléctrica a 220V (AC) para poder funcionar. Y si tienes un termostato de rueda tradicional, lo más seguro es que no tengas una toma de corriente en el hueco donde está puesto el termostato.

También es necesario tener en cuenta el tipo de conexiones que lleva nuestra caldera para conectar un termostato. Puede parecer que con dos cables para cerrar o abrir el circuito sería más que suficiente, pero lo cierto es que muchos fabricantes de calderas precisan de tres cables para controlar el accionamiento de la caldera. Si en tu caso tienes dos cables, perfecto. Lo tienes muy sencillo porque esos dos cables son los que cierran el circuito para accionar la caldera. Sólo tendrías que llevar corriente hasta el termostato.

Termostatos inteligentes con WiFi

Si por el contrario tienes tres cables, es algo más complejo. Deberás buscar la combinación de dos de ellos, que son los que cierran el circuito para accionar la caldera. El tercero, es un cable de masa para alimentar el termostato. Dependiendo del fabricante de la caldera, será necesario darle alimentación a ese cable para que funcione el circuito del termostato o no. (Lee bien las instrucciones de tu caldera).

No te preocupes, en internet siempre hay algo de información extra que puedes conseguir. Como por ejemplo, estos artículos sobre como instalar un termostato:

http://www.leroymerlin.es/ideas-y-consejos/comoHacerlo/instalar-cronotermostato.html
https://www.ahorrarentucasa.es/blog/como-instalar-un-termostato-y-controlar-la-calefaccion-desde-el-movil-n48
https://www.aboutespanol.com/como-instalar-un-termostato-para-la-caldera-de-su-hogar-2886347

Instalación

Ya os he comentado que es un proceso sencillo y que no hacen falta muchas herramientas, con un destornillador, tijeras o pelacables, regletas y polímetro (por si las moscas) es más que suficiente. Lo primero que debes hacer si tu instalación de termostato no tiene cables de corriente, es buscar una caja registro o enchufe de donde puedas obtener corriente. Una vez localizada esa caja, lleva unos cables desde ella hasta el hueco del termostato. Puedes ayudarte de un pasacables si es necesario y si no tienes posibilidad de llevarlo por los tubos de la pared, haz la instalación fina con unas canaletas de PVC sobre la pared para dejarlo bonito.

Termostatos inteligentes con WiFi

Ahora que en el hueco del termostato tenemos los cables de corriente y los que vienen de la caldera, sólo nos queda conectarlos al termostato. Este punto es clave, porque si no entendemos el diagrama de conexiones de nuestro nuevo termostato, probablemente lo estropeemos nada más encenderlo. Así que asegúrate bien de que donde enchufas los cables de corriente son los pines de fase y neutro (N y L). Y donde aparece el logotipo de un interruptor (Dry Contact), conecta los de la caldera. Los otros dos pines que tiene (5 y 6) son para una sonda térmica que supuestamente se conecta para medir la temperatura del suelo y hacer una media. Es prescindible totalmente.

Por último coloca el termostato en su hueco, enciéndelo y comprueba que funciona. Sigue las instrucciones del fabricante para conectarlo al WiFi de tu casa y a disfrutar de la tecnología.

*Esta explicación de instalación no es más que un breve resumen genérico sobre una situación ideal. Cada casa es un mundo y cada caldera también. Antes de proceder con el cambio de termostato, asegúrate bien de haber entendido el diagrama de conexión o si no tu caldera y tu termostato, podrían sufrir graves daños. Repito que aunque esta operación es sencilla, si no se conectan bien los cables, la probabilidad de tener un daño costoso, es alta.

**Eligiendo Lo Mejor no se hace responsable de los daños causados en tu sistema de calefacción o en el termostato elegido.

Qué termostato elegir

Habiendo dejado claro el tema de la instalación y las funcionalidades que nos ofrece un termostato WiFi, vamos a entrar en materia y descubrir las mejores opciones que tenemos. Tanto en precio como en funciones.

Si eres un poco manitas y tienes alguna idea básica de electricidad y electrónica, y además no quieres gastarte mucho dinero, tienes termostatos a un precio inferior a 50€ que cumplen perfectamente su función. Todos con una aplicación bastante pulida tanto para Android como iOS. Y por supuesto, configurables también desde la pantalla del propio termostato.

En cambio, si eres más desatendido en cuestiones eléctricas y prefieres pagar algo más de dinero pero quieres evitar tirar cables de corriente y demás, tus opciones de compra serán más caras. Esto es debido a que los termostatos vienen con un módulo que simplemente se conecta a un enchufe y hace de pasarela WiFi entre el termostato y el router, para que puedas acceder desde tu móvil. Eso sí, su instalación se reduce a unos pocos minutos.

Opciones low cost

Barato, patrocinado por Amazon Choice y una buena apuesta para los que no se quieren gastar mucho dinero en tener esa comodidad. Válido para calderas de gas y agua. Su aplicación es compatible con Google Home y Amazon Alexa. La única desventaja es que no te permite hacer configuraciones del encendido de la caldera para cada día. Tienes que hacer una para los días del lunes al viernes, y otra para el fin de semana.

Otra opción ‘low cost’ pero con más reconocimiento que la anterior. Se podría decir que es el mismo software pero de diferente marca, salvo que éste no tiene compatibilidad con Google Home ni con Alexa. Por todo lo demás, idéntico al anterior. Misma configuración para los días, mismo tipo de instalación y casi la misma aplicación para el móvil.

Opciones más caras

Ahora ya empezamos con la crema de los termostatos. Nos subimos de precio, bastante, para qué lo vamos a negar. Pero esto es un top ventas en toda regla. La ya conocidísima marca Netatmo tiene uno de los mejores sistemas de termostatos WiFi sin instalación del mercado. Simplemente con colocar la unidad controladora en el hueco del anterior termostato y enchufar en un enchufe normal la unidad WiFi, bastaría para poder controlar nuestra caldera desde el móvil. Además, ahora también es compatible con Amazon Alexa.

A diferencia de los dos modelos anteriores, el Netatmo posee una función de aprendizaje sobre las características térmicas de tu casa y las del exterior para optimizar el consumo y mejorar la confortabilidad.

Otra marca muy conocida de toda la vida en termostatos es Honeywell. Esta vez nos trae un controlador de caldera con WiFi que tiene pantalla táctil. Compatible con los asistentes de Google, Amazon y con Apple HomeKit. Esta última característica es la que le podría hacer destacar frente a todos los modelos.

Además de las opciones de configuración típicas de todos los termostatos, el Honeywell Lyric T6 destaca porque su aplicación utiliza la localización de tu móvil y cuando detecta que estás cerca de casa, activa la calefacción. Esto sí que es un termostato inteligente de verdad.

Conclusión

Éstos son los productos que desde Eligiendo Lo Mejor os presentamos hoy. Sabemos que hay muchos más en el mercado pero nuestro objetivo es que te quedes siempre con lo mejor. Y ya sabéis que en Amazon tienen todos estos modelos y muchos más.

En mi caso, tengo puesto el Beok BOT-313 WiFi en mi casa y lo recomiendo totalmente. Pero soy consciente de que lleva algo de dificultad al tener que pasar dos cables de corriente a su hueco.
Si no quisiera hacer instalación, me decantaría por el Netatmo. Es de los más sencillos que hay. Tan solo con cambiar la unidad de termostato y enchufar el módulo WiFi es suficiente.

Espero haberos ayudado como siempre a resolver vuestras dudas si las teníais, y si no, haberos ayudado a elegir la compra.

6 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *