nuevos iphone
Móviles

iPhone. El móvil de Apple

Hace poco más de 12 años Apple ya era conocida como una empresa puntera en informática. Por aquel entonces sus ordenadores estaban dirigidos a un público con unas necesidades muy específicas. Y debido a la gran demanda de terminales de teléfono móvil, decidió lanzar al mercado el primer Smartphone con pantalla táctil y la ausencia casi total de botones en su parte frontal. Pues a día de hoy, hasta ese único botón que distinguía a un iPhone de cualquier otro smartphone ha desaparecido. Esto no es nuevo porque hace dos años cuando Apple lanzó un teléfono móvil edición especial por el décimo aniversario (iPhone X) ya lo había eliminado.

Doce años después y tras un gran cambio cada año que se efectúa después de verano, Apple se ha vuelto a poner las pilas para hacer competencia contra sus grandes rivales actualmente. Estos rivales son Samsung, Xiaomi y Huawei, en orden de rivalidad. Todos sus rivales compiten contra el iPhone de Apple con sistema Android. Algunos propio, otros nativo de Google y otros con modificaciones hechas para imitar muchas funciones y gestos de los teléfonos de la marca de Cupertino. Pero siento informar de que por muchas copias de gestos, animaciones o funciones que Apple desarrolla en sus sistemas iOS, no igualan al iPhone ni de calle.

El iPhone en la sociedad

Probablemente haya seguidores ‘hooligans‘ del iPhone y detractores del mismo. Pero claro, todo el que odia el iPhone, odia también el ecosistema que tiene montado Apple, bien por su sistema casi infranqueable, la diferencia de funciones respecto a dispositivos de otras compañías, o simplemente por el precio. El precio en este mundo lo marca todo. No nos olvidemos que estamos viviendo en una época de postureo y que si alguien saca un iPhone del bolsillo, da a entender que gana bastante dinero.

Dejando de lado la parte social y las apariencias, lo cierto es que porque tengas un iPhone, no te conviertes en un experto en tecnología. Estás usando un teléfono móvil que sirve para llamar y mandar mensajes, entre otras cosas. Apuesto a que el 60% de los usuarios de un iPhone no exprimen ni la mitad del potencial del teléfono. Su uso se basa en aplicaciones de redes sociales, mensajería instantánea, cámara de fotos y gestor de correo electrónico.

Vistazo general

Ahora vamos a centrarnos en lo que verdaderamente hace que un iPhone destaque entre sus rivales. Si has sido un usuario de iOS durante toda tu vida, no estarás descubriendo nada nuevo, pero sin embargo, siendo usuario de Android el cambio que experimentas pasándote a iOS es brutal. La interacción con el usuario es verdaderamente rápida. Notas de sobra cuando una aplicación no está funcionando correctamente. Los estándares que Apple exige para las conexiones inalámbricas son muy elevados y por ello el WiFi y el Bluetooth funcionan a la perfección. La señal de GPS y A-GPS (GPS asistido por red de datos o WiFi) se encuentra rápidamente. La brújula es muy precisa.

Pero todo esto y un montón de cosas más, pasan desapercibidas para usuarios normales. La mayoría de ellos se fija en si el móvil saca buenas fotos, si se escucha bien al llamar por teléfono o cuánto dura la batería. Hasta el momento de analizar la duración de la batería, todo va bien. Porque hay que reconocer que Apple no se esfuerza mucho en que la eficiencia energética sea similar a la de Xiaomi (que no le llega ni a la suela de los zapatos). Tampoco se puede exigir mucha más duración de batería si tenemos en cuenta que las pantallas retina consumen a lo bestia. Aun así, tooooodo el resto de funciones de un smartphone, son el caballo ganador del iPhone.

Experiencia de uso y características

A estas alturas del texto creo que no es necesario decir que me declaro como fiel defensor del iPhone. Pero me gusta ser realista y tener los pies en la Tierra para reconocer que hay terminales por menos precio con un rendimiento casi idéntico. Fijaros que estoy hablando de rendimiento y no de características. Este dato es muy importante porque a diferencia de los móviles que usan Android, en iOS no es necesario tener gran capacidad de memoria RAM, procesador más rápido o una gráfica casi de gaming.

Un iPhone es un móvil que tiene un sistema operativo desarrollado específicamente para las características con las que ha sido fabricado el terminal. Es decir, no tendrá las capacidades más elevadas ni más rápidas, pero sí tiene un sistema que exprime al máximo todos y cada uno de sus componentes para lograr un rendimiento mayor que el de la competencia. Esta es la principal diferencia con sus competidores. Con un ‘hardware’ interior menos potente, es capaz de ofrecer más rendimiento.

Android es un sistema genérico para un montón de terminales móviles con sus diferentes componentes. iOS no. Es una distribución específica para cada modelo de iPhone. Sí, para cada modelo, has leído bien. Cada año, Apple renueva la cara a los interfaces de todos los dispositivos añadiendo nuevos gráficos, funcionalidades y optimizaciones de energías. Y renueva por separado los sistemas de cada dispositivo. Por lo que cabe esperar que su funcionamiento va a alcanzar un nivel óptimo para cualquier tipo de usuario, ya sea avanzado o básico.

Conclusión

Todo lo que acabamos de contar sobre los iPhone, me atrevo a decir que es poco porque sin duda estamos hablando de un terminal espectacular. Caro, pero espectacular. Los hechos hablan por sí solos y no se trata de una opinión sectaria. Ya he dicho que aunque soy gran defensor de Apple también reconozco que muchos dispositivos de otras marcas merecen igualmente la pena. Pero hoy estamos hablando del iPhone en concreto y os recuerdo que hace unas semanas en este mismo blog escribí un artículo sobre los móviles de Xiaomi, disponible en este enlace, así que no penséis que os estoy intentando vender la moto sino todo lo contrario. Os ayudo a elegir lo mejor independientemente del presupuesto que tengas y la inclinación hacia unas marcas u otras.

Como ya sabéis, la decisión de comprar un iPhone o cualquier otro terminal sigue siendo vuestra. Un sitio donde comprarlo es el Apple Store ya que es su tienda oficial. Pero en Amazon tienen varios modelos en diferentes colores y capacidades a un precio más rebajado que en la tienda oficial.

Puedes comprarlo a través del enlace de arriba, que te da una prueba gratuita de 30 días con envíos y devoluciones gratuitas en 24 horas para la península. Ofrece garantía oficial y si no te gusta, tienes 15 días para devolver el producto.

Espero que os haya gustado estas pequeñas pinceladas de lo que son capaces de hacer en realidad los iPhone. Y como siempre, agradezco comentarios sobre la reseña.

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *