cargador inalambrico
Móviles

Cargadores inalámbricos

En la era de hacer inalámbrico todo incluyendo hasta la nevera o el horno de casa, ya tocaba que los móviles tuvieran disponible una carga inalámbrica y poder dejar de lado los dichosos cables que suelen acabar pelados de tanto uso diario. Y es que además de generar problemas el cable, también genera problemas el tipo de conector que lleva tu teléfono móvil. Que si conector lightning, microUSB, USB tipo C…

USB tipo CLightningMicro USB

Cada vez que te hace falta un cargador (en el trabajo sobre todo) seguro que no tienes a alguien cerca con el mismo tipo de conector que el tuyo o no lleva el cargador encima. Eso actualmente es un problema mucho más grande que el fin del mundo!. Por eso estaremos de acuerdo en que un cargador inalámbrico puede ser una solución a este problema. También es válido para personas que en casa no les apetece enchufar un mísero cable cada noche en su mesita para poner a cargar el teléfono (éste es mi caso). Hay que reconocer que es mucho más fácil dejarlo apoyado en la base y a la mañana siguiente levantarlo y tener la batería cargada perfectamente, porque todos sabemos que cuando quitas el cable lo tiras por ahí como si fuera basura y a saber dónde cae. De hecho seguro que tampoco eres el primero al que el robot aspirador le ha cogido el cable del cargador y se ha atascado. Ya solo por este motivo, tú eres un potencial usuario de un cargador inalámbrico. Jejejej. Tener en cuenta que estos cargadores son válidos tanto para iPhone como para Android y sobre todo tenéis que saber si vuestro terminal admite carga inalámbrica.

Si ya cargas tu móvil de forma inalámbrica y has notado que tu móvil se calienta mucho más que con el cargador de cable de toda la vida, no te preocupes. El móvil no va a estallar. Eso sí, siempre y cuando el cargador inalámbrico tiene que cumplir unos estándares y tener certificado de garantía de fabricante de que ha sido probado y testado satisfactoriamente. Además, el estándar tiene que ser compatible con nuestro terminal, pero tranquilo, la inmensa mayoría de teléfonos móviles que tienen posibilidad para cargarlos de forma inalámbrica, también comparten el mismo estándar. Por lo que en este caso la probabilidad de que no te valga un cargador inalámbrico al azar se ve bastante reducida.

Sabiendo que tenemos varios estándares, ahora os estaréis preguntando cuál es el mejor, cuál tiene mi móvil, si hay alguno de carga rápida… lo cierto es que hay hasta 5 estándares clasificados actualmente. Desde los que son una base y tiene que haber muy poca distancia hasta el punto de que haya contacto entre el terminal y la base, hasta los que son realmente inalámbricos que cargan a unos metros de la base. Vamos a ver cuáles son esos estándares.

Estándares de carga inalámbrica

  • Qi. Es el estándar más conocido y se pronuncia “chi”. El más popular entre fabricantes, de hecho, algunos que ya tenían hechos sus propias bases de carga, las adaptaron a este estándar por la gran aceptación que tuvo. Trabaja a frecuencias bastante altas y por ello exige que el teléfono tenga que ser colocado en el lugar adecuado (donde lleva las bobinas de inducción) para mejorar la eficiencia.
  • PMA. Un estándar bastante extendido pero no tanto como el anterior. Su eficiencia también es menor aunque no es tan exigente con la colocación del teléfono móvil en la base permitiendo tener un mayor radio de acción y cargar a la vez varios dispositivos simultáneamente.
  • Fast Wireless Charging. Desarrollado por Samsung para desbancar a sus rivales con un tiempo de carga de sus baterías hasta la mitad de su capacidad en tan solo 30 minutos. Hasta la fecha solo es compatible con sus terminales de gama alta y alguno de otras gamas medias que tenga posibilidad de carga inalámbrica. Por contra, también es compatible con el estándar Qi.
  • Wattup. Este estándar si que ofrece lo que realmente debería ser la carga inalámbrica sin acercar el terminal a la base de carga sin llegar a rozarle tan siquiera. Tiene un alcance de 5 metros. Sí, 5 metros.
  • Cota. Si Wattup permitía 5 metros, Cota alcanza hasta 10 metros con varios dispositivos. Pero claro, todo no podía ser tan perfecto y la velocidad de carga de este sistema es extremadamente lenta. Así que lo más rentable sigue siendo un sistema sin cables pero con contacto directo entre el móvil y la base.

Una vez vistos todos los estándares queda bastante claro que el mejor para elegir es el Qi con tiempos de carga parecidos a los cargadores de cable. El calor que disipa esa inducción tampoco es el más elevado a pesar de las diferentes potencias eléctricas que a la que funcionan estos cargadores, que por cierto, es otro tema a tener en cuenta. Las potencias eléctricas de los cargadores inalámbricos.

Si vas comprar un cargador inalámbrico con vistas a usarlo muchos años y con diferentes terminales, yo elegiría uno que llegara a los 10W. Hay de 5, de 7,5, pero realmente lo interesante es que tuviera más potencia para proporcionarnos una carga más rápida. Tener en cuenta que las baterías cada vez tienen más capacidad y eso supone más tiempo de carga si mantenemos la misma potencia del cargador. Así que recomiendo comprar el que mayor potencia tenga y con estándar Qi.

Como curiosidad me gustaría comentar que también hay cargadores que tienen un dock integrado en la misma base para cargar los AirPods o el Watch de Apple y tiendas como Amazon disponen de un buen catálogo de cargadores inalámbricos que igualan las características de marcas como Belkin o SanDisk.

Y como siempre digo, tienen 30 días de prueba para hacer pedidos y devoluciones totalmente gratis con su servicio Amazon Prime.

Agradezco comentarios sobre el post y si tienes dudas, puedes preguntar libremente lo que quieras.

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *